Web Analytics

Traducimos:

lunes, 4 de mayo de 2015

Galletas Petit Ecolier

En una ocasión, estando de viaje por París, en plenos Campos de Marte, me encontré una caja de galletas vacía. Jamás de hubiera agachado para recogerla, si no fuera porque me llamaba poderosamente la atención una receta.

Casi me cuesta una discusión con mi amiga, pero la cogí... recorté la receta y, desde allí, directamente a mi cocina.

La hice a la vuelta del viaje, y me salieron unas galletas divinas. 

Recuerdo que teníamos invitados en casa, una monja que me había dado clase venía a tomar un café con nosotros... y se comió tantas, que la pobrecita estuvo mala un par de días después de la merienda.

Pero aún así, me pidió la receta y una tarde las preparó para toda la congregación. 

Fueron un éxito.

Son pequeños retazos de nuestra vida... algunas veces, las recetas toman forma y se convierten en recuerdos casi palpables. 

Esta receta, además de ser spezial, trae un reto. Si os dais cuenta no tiene foto, exacto, no la tiene porque queremos que vosotros hagáis las fotos y las enviéis a nuestro correo espezialia@gmail.com y, entre todas, escogeremos la que más nos guste para subir a la receta. Animaros!!!



               Ingredientes:

- 125 gramos de azúcar glas.
- 250 gramos de mantequilla fría cortada en cuadraditos.
- 1 pizca de sal.
- 400 gramos de harina
- 300 gramos de chocolate Nestlé Postres.


Necesitamos moldes de silicona del mismo tamaño y forma del cortador que vayamos a utilizar. Las que más se ven por ahí son rectangulares.



               Elaboración:

En un bol, mezclamos todos los ingredientes, excepto el chocolate.

Formamos una masa homogénea y le damos forma de bola. La dividimos en dos partes iguales.

Colocamos una de las partes entre dos papeles de hornear y la estiramos con la ayuda de un rodillo de cocina. 

Repetimos la operación con la otra parte y colocamos ambas láminas en el congelador durante varias horas.

Pasado este tiempo, retiramos el papel de la parte superior y cortamos con el cortador de galletas deseado. Después, volvemos a introducirlas en el congelador durante 15 minutos, aproximadamente.

Esto debemos hacerlo para que las galletas no pierdan su forma durante el horneado.

Mientras, precalentamos el horno a 170ºC y horneamos las galletas durante 10-15 minutos, hasta que se empiecen a dorar.

Sacamos las galletas del horno, y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Derretimos el chocolate al baño maría.

A continuación, lo vertemos en los moldes de silicona y lo llevamos rápidamente al frigo hasta que esté bien sólido.

Reservamos un poquito de chocolate, no más de una cucharada.

Después, con cuidado, sacamos los chocolates del molde de silicona y, con un poquito de chocolate derretido y mucho cuidado, pega la galleta al sello de chocolate.

El resultado será una estupenda y deliciosa galleta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada