Web Analytics

Traducimos:

viernes, 6 de marzo de 2015

Bolitas de pollo y pistachos

Esta es otra de las recetas que llevaba años escondida entre las páginas de algún libro de lectura.

Es curioso, la de vueltas que da la vida. Mi hija mediana tiene 12 años y es una gran lectora. Este año los Reyes le han traído un libro electrónico, pero aún no le habíamos descargado lectura, así que me pidió que rebuscara entre mi colección de libros... a mí también me fascina leer. Y encontré un título que en su momento me marcó: La hija del Ganjes, de Asha Miró. Es la historia de una niña india adoptada por una familia europea, que llegada a la edad adulta, decide volver a la India para recorrer sus orígenes.

La última vez que abrí este libro, fue en el año 2004 y allí, entre sus páginas, permanecía enterrada esta receta... ¡una sorpresa encontrarla! 

Y en cuanto me hice con todos los ingredientes, me puse con la elaboración.


              Ingredientes:

- 250 gramos de pechuga de pollo.
- 50 gramos de pan duro
- 50 gramos de pistachos pelados.
- 1 huevo.
- 1 cucharadita de cúrcuma.
- 1/2 cucharadita de canela.
- 1/2 cucharadita de cilantro fresco picado.
- Harina para rebozar.
- Aceite de oliva para freír.
- Sal.


              Elaboración:

Con la ayuda de una picadora  molemos los pistachos pelados y el pan. Los reservamos en un bol.

Ahora, picamos el pollo, que quede como carne para hamburguesa. Lo añadimos al pan y los pistachos. Salamos, añadimos el huevo, la cúrcuma, la canela y el cilantro. 

Amasamos muy bien y, a continuación, formamos bolitas del tamaño de canicas grandes, no mucho para que se nos hagan bien por adentro.

Las pasamos por harina y las ponemos a freír en una sartén con aceite abundante, que las tape para que se frían bien por todos lados. Las freiremos a  fuego medio (recordad echarlas en caliente), durante unos 3-4 min.,  dándole la vuelta de vez en cuando para que se doren por ambos lados.

Las sacamos y escurrimos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Servimos calientes, con la decoración que más nos guste, unas rodajitas de limón, unas salsas para acompañar,....


Sorprenderá los paladares más selectos... El mío, sin duda, lo ha sorprendido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada