Web Analytics

Traducimos:

miércoles, 8 de abril de 2015

Bacalao con crujiente de patata y queso cheddar

Uno de los pescados que más nos gusta es este: el gran Bacalao

Puedes cogerlo en fresco o en salado y todo el año lo puedes encontrar. Es blanco, muy sano, pocas grasas y se pueden hacer infinidad de recetas con el.

Pil pil, vizcaina, en tomate, en fritos, yo creo que no importa como lo haga, se come y no se dejan ni las migas.

Este día era especial, nuestro aniversario y me apetecía hacerlo diferente. Empecé a buscar qué receta podía hacer y... así quedó mi bacalao con crujiente de patata y queso cheddarUnas patatas panadera serían un acompañamiento perfecto. ¿Quó os parece?


Ingredientes:

- 4 lomos bacalao de 200 gr. cada uno
- 2 tomates
- 1 cebolla
- 2 patatas
- 150 gr. de Cheddar rallado
- Eneldo
- Aceite de oliva
- Sal


Elaboración: 

Para esta receta yo uso bacalao descongelado y desalado. Si lo usáis salado, hay que ponerlo a desalar 48 horas antes, cambiándole 2-3 veces el agua, dependiendo del punto de salazón que queramos.

Pelamos el tomate y la cebolla, lo cortamos en brunoise fina. Ponemos en una sartén una cucharada de aceite de oliva y echamos la cebolla a pochar a fuego lento. Lo dejamos 5 min., añadimos el tomate y lo dejamos otros 5 min. a fuego bajo. Reservamos.

Mientras, pelamos las patatas y las rallamos con un rallador para que queden como patatas paja, y lo mezclamos con el queso rallado. 

Ponemos una sartén plana y grande en el fuego, echamos una cucharada de aceite y la ponemos a calentar a fuego máximo. Una vez caliente, vertemos la patata rallada con el queso y la estiramos cubriendo toda la sartén. 

Bajamos el fuego a medio-bajo y dejamos 3 min. Luego, la volvemos como si fuese una tortilla y la dejamos otros 3 min. Si os gusta más doradito solo tenéeis que dejarlo un poco más de tiempo. Una vez listo, sacamos a un plato y cortamos en 4 trozos.

Ponemos otra sartén a calentar en el fuego, sin aceite, como si fuese una plancha (muy importante que no pegue). Tenemos que esperar hasta que esté muy muy caliente, para que al poner el bacalao no se nos pegue. 

Una vez caliente, añadimos una cucharadita de aceite, movemos la sartén para cubrirla y echamos el bacalao, con la piel hacia abajo. Lo dejamos 2-3 min. a fuego medio, le damos la vuelta con la ayuda de una espátula y lo dejamos otros tres minutos. Salamos al sacarlo (si tenemos sal en escamas, mejor).

Para presentar, calentamos la cebolla con el tomate. Echamos un par de cucharadas en el plato, encima colocamos el bacalao con la piel hacia arriba (para cambiar un poco la decoración) y, para finalizar, colocamos una porción del crujiente de patata y queso.

Decoraremos con eneldo espolvoreado por encima y... a comer!!!.

Como podeís ver en la foto, se notan las lascas de bacalao (son como las capas), eso quiere decir que es bueno y que está en su punto.


2 comentarios:

  1. me encanta muy buena idea tiene que estar delicioso bssss

    ResponderEliminar