Web Analytics

Traducimos:

miércoles, 1 de octubre de 2014

Tarta de melocotón (sencilla)

Después de las vacaciones, llegar a casa es un caos. Además de las maletas, también llegan contigo la rutina, las prisas, los coles, los uniformes...

El tiempo se convierte en un auténtico enemigo.

En la nevera, los cuatro  kilos de melocotones que nos trajimos del pueblo. Riquísimos, con un olor que impregna toda la cocina, y con la seguridad de que si no hacemos algo rápido, pronto comenzarán a estropearse.

Como siempre, Google es un buen aliado.

Tecleamos "receta tarta de melocotón facilísima" y apareció una con una pinta deliciosa.

Nos la enseñaba un blog La recetas de Laurita, y no pudimos resistirnos a a ponernos manos a la obra.

Deciros que no conocemos, ni nunca antes habíamos oído hablar de este blog, pero nos parece muy honesto mostraros quien nos enseñó a cocinar la receta que ahora os mostramos.

     

  
Tarta de melocotón, receta sencilla:

 
                           Ingredientes:

- 1 kg. de melocotones.
- 1 vaso de leche (200 ml.)
- 1 vaso de harina.
- 1 vaso de azúcar.
- 2 huevos.
- Una pizca de canela.
- Mermelada de melocotón.


                               Preparación:

Pelamos y troceamos dos tercios de los melocotones.

En el vaso de la batidora, echamos la harina, el azúcar, la leche, los huevos, la canela (si nos gusta) y los melocotones. Batimos todo muy bien hasta conseguir una pasta homogénea, aunque no importa si quedan grumos, porque dará un toque después a la tarta.

Barnizamos un molde con mantequilla y espolvoreamos con harina. Volcamos la masa.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Pelamos los melocotones restantes y los laminamos. Con cuidado, vamos cubriendo la tarta con estas láminas, decorándola a nuestro gusto.

Introducimos en el horno y horneamos durante aproximadamente una hora.

Pasado este tiempo, la sacamos del horno y esperamos diez minutos para desmoldar, aunque al ser una tarta húmeda, podemos dejarla en el mismo molde.

Pintamos con la mermelada de melocotón, y la dejamos reposar en el frigorífico, al menos cuatro horas antes de consumir.

Gracias Laurita por compartir la receta, ¡el resultado es delicioso!

Spezialia se relame!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada