Web Analytics

Traducimos:

viernes, 31 de octubre de 2014

Crema de calabaza.

Ya estamos a 31 de octubre, y nos da un poco de rabia... las vivencias que acumulamos en nuestro recuerdo se vuelven rebeldes al ver asomar a Halloween. Nos gustan las fiestas y cualquier motivo es bueno para celebrar... aún así,  echamos de menos el día de Todos los Santos.
 
Pero tenemos hijos y les encantan las series americanas que pasan en los canales infantiles... y después en el cole las comentan, y Halloween, con sus guadañas y sus cicatrices sangrantes, sus zombies deambulando por nuestras calles y el "truco o trato" se han colado en nuestros noviembres, y lo han hecho para quedarse.

Así que Spezialia se adapta a los tiempos, y después de haber  imaginado, pintado, dibujado, escogido y vaciado la calabaza, recortado los ojos y las formas que dejaban lugar a la boca, y haberle dado ese aire tenebrosamente divertido, nos encontramos con pulpa de calabaza fresquísima...

Pues... además del uno de noviembre, parece ser que también llegará el invierno. y... ¿una crema de calabaza bien caliente, para superar estos primeros fríos?



Ingredientes:

- 500 gramos de calabaza.
- 2 patatas medianas.
- 1 cebolla.
-  2 zanahorias.
- 125 mililitros de nata líquida.
- Una cucharadita de mantequilla.
- Una pizca de pimienta negra molida.
- Perejil.
- Sal.
- Agua.


                                                         Elaboración:

En una olla, ponemos la mantequilla y la cebolla cortada en cuartos.

Cuando empiece a tostarse la cebolla, añadimos las zanahorias, las patatas y la calabaza, troceadas en dados grandes.

Rehogamos durante 5 minutos a fuego fuerte, y a continuación cubrimos con agua, de tal manera que, las verduras queden cubiertas, pero que no las rebose demasiado.

Esperamos a que rompa a hervir, agregamos la pimienta y la sal, tapamos y dejamos hacer a fuego suave durante  25-30 minutos.

Transcurrido este tiempo, trituramos las verduras en la misma olla, con la ayuda de la batidora (cuchillas) hasta que consigamos una crema homogénea y sin grumos.

Volcamos la nata y mezclamos  con la batidora.

Espolvoreamos  con perejil picado.

¡A la mesa!

No os lo habiamos dicho, estos son los planos que han hecho nuestros niños para que pudiesemos abrir la calabaza. Un gran trabajo en equipo!!!.

Y... vosotros  ¿qué nos decís? ¿Truco o trato?








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada