Web Analytics

Traducimos:

viernes, 26 de septiembre de 2014

Tarta de queso fría

¡Qué delicia el queso!

Nos fascina el queso y todos sus derivados, pero si realmente hay algo que nos embauca, es sin duda, la tarta...

Una de las más rápidas, y más ricas, es la tarta fría con gelatina o con cuajada...


                                       Ingredientes:

- 2 tarrinas queso Philadelphia
- 6 hojas de gelatina neutra
- 1 paquete galletas María (sin gluten usamos Beiker)
- 1/2 l. nata líquida para montar y un poco
más para mezclar con la galleta.
- 8 quesitos
- 250 gr. azúcar
- Zumo de 1/2 limón
- 1/2 vaso leche  

                                      Elaboración:

Introducimos  las hojas de gelatina en agua fría para hidratarlas y conseguir que se ablanden.

Troceamos las galletas con la ayuda de la picadora (si no tenemos, las machacamos con un rodillo de cocina) hasta que queden casi polvo. 

En un bol, las  vamos mezclando con nata y amasando hasta lograr una masa uniforme que no se nos pegue a las manos. 

Batimos el resto de ingredientes (el queso Philadelphia, el azúcar, los quesitos, 1/2 litro nata y el zumo de limón) con la batidora durante 3-4 minutos hasta que quede una masa homogénea.

Calentamos la leche en el microondas y mezclamos con la gelatina (escurrida con las manos para quitar el máximo de agua posible). Removemos con una cuchara para deshacerla y añadimos a la mezcla anterior. Batimos 30 segundos más hasta conseguir mezclar bien.

En un molde de aro desmontable con borde alto, vamos poniendo la masa de galleta  para hacer la base, aplastándola con una cuchara y repartiendo bien por todo el fondo. A continuación, volcamos la mezcla sobre ella.

Metemos en la nevera un mínimo de 3 horas para conseguir el punto de cuajado óptimo.

Y, si queremos lucirnos, en vez de molde, podemos utilizar copas o vasos bajos de cristal...

¡Deliciosa!

Como para gustos hay colores, a mí (la mitad de Spezialia) me gusta con mermelada por encima, golosa a la vista... a la otra mitad no... pero nos las ingeniamos para congeniar y despertar un elocuente "uhmmmm" en cada cucharada.

 Os gustará tanto que repetiréis...






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada