Web Analytics

Traducimos:

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Calamares en su tinta

Siempre me han gustado los calamares en su tinta... ¡con locura!


A casa llegaban en lata, y se convirtieron en una de mis cenas favoritas, junto con un buen tazón de arroz blanco.

Un día, en la pescadería del pueblo, una señora compraba calamares. Muy amable, le pedía al pescadero que se los limpiara, porque pretendía ese mismo día comer calamares en su tinta que se salían para chuparse los dedos.

¿Os imagináis qué pasó? ¡Claro! Le pedí la receta... enseguida me explicó y yo tomé buena nota.

Hoy, desde Spezialia, os lo cuento a vosotros.



                          Ingredientes:

- 1 kilo de calamares.
- 1 cebolla grande.
- 2 bolsitas de tinta de calamar.
- Un vaso de vino blanco.
- 1 diente de ajo.
- Una hoja de laurel.
- Sal.
- Pimienta negra.
- Cayena (opcional)
- Aceite de oliva.


                                Preparación:

Limpiamos los calamares, por dentro y por fuera, procurando quitar bien los restos de piel y la pluma (esa especie de hueso transparente)

Cortamos en tiras, y éstas en cuadrados.

La cabeza la aprovechamos entera, eliminamos la boca o pico, y troceamos.

En una olla ancha, ponemos dos cucharadas de aceite de oliva, el ajo y la cebolla picados muy finos. Cuando empiece a dorarse, añadimos los calamares troceados y rehogamos durante 10 minutos aproximadamente, a fuego fuerte.

Ponemos, en un cazo, el vino blanco y las bolsitas de tinta abiertas y lo ponemos a hervir para que se diluya bien la tinta en el vino.

A continuación, agregamos la hoja de laurel, el vino blanco con la tinta (pasándolo por el colador para quitar las bolsitas) y la cayena, si nos apetece.

Llevamos a ebullición y tapamos. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos hacer durante unos 30 minutos más.

Si se secan, añadiremos un poco de caldo de pescado o agua. 

El resultado es un delicioso guiso, lleno de tradición.

Y por supuesto muy bien acompañado por un arroz pilaw.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada